VALLE DEL ARAGÓN
...............................
 
 
La Jacetania es la comarca más occidental del Pirineo Aragonés limítrofe con Francia al norte y Navarra al Oeste, ocupando la cuenca alta del río Aragón y sus afluentes. Al norte en la cordillera Pirenaica encontramos altitudes superiores a los 3000 m. con extensos bosques de hayas, abetos y pino negro. En su zona media la depresión de la canal de Berdún y al sur las sierras exteriores pirenaicas con montañas tan emblemáticas como Oroel, San Juan de la Peña y santo Domingo. Cuna del reino de Aragón, conserva una gran riqueza patrimonial en torno a las iglesias románicas y al camino de Santiago. El rico patrimonio cultural no desdeña una valiosa riqueza natural donde destaca el Parque Natural de los Valles Occidentales y el espacio protegido de San Juan de la Peña y el Monte Oroel.
 
 
 
 
Los Valles

 
 
- Parque Natural de los Valles Occidentales: pulse aquí para obtener más información del Parque
 
     
 
- Valle de Ansó
valle dedicado a la ganadería y montaña y a la explotación ganadera, el él destaca el pueblo del mismo nombre, con un magnífico caserío tradicional en torno a la iglesia parroquial del s XVI, es bien conocido por sus trajes tradicionales y la fiesta de exaltación del mismo el último domingo de agosto. Posemos visitar el centro de interpretación y el museo etnológico.
 
     
 
La cabecera del río Aragón tiene una ruta que conduce hacia Francia por el paso del Somport, siendo también en la edad media el paso más importante en nuestra región del camino de Santiago. En Canfranc se ha recuperado la antigua estación Internacional de Ferrocarril, un magnífico edificio de principios del siglo XX. En Villanúa se puede visitar la cueva de las Guixas, habilitada para su visita, ofrece maravillas calcáreas como estalactitas y estalagmitas.
 
     
 
Jaca situada en la canal de Berdún, es la población más importante del Pirineo Aragonés y centro comercial y de servicios de la comarca. Es además una población con una considerable actividad cultural, donde destaca el Festival Folklórico de los Pirineos que se celebra en la ciudad cada dos años y que congrega a grupos y visitantes de todo el mundo. En cuanto a su patrimonio destaca la seo, primera catedral románica de España que sirvió después como modelo para el arte románico del camino de Santiago. En las dependencias del claustro podemos visitar el Museo Diocesano, con una valiosa colección de arte sacro procedente de las iglesias de la diócesis de Jaca, tanto en su colección de piezas como en pinturas murales. En Jaca podemos pasear por las calles del casco histórico para visitar el Ayuntamiento, la calle Mayor y la torre del Reloj, para después acercarnos hasta la Ciudadela o Castillo de San Pedro, impresionante recinto fortificado construido durante el reinado de Felipe II a finales del s XVI, según planos del italiano Spanoqui. En el corredor del río Aragón encontraremos otras construcciones militares como la torre de fusileros de Canfranc y la fortaleza de Rapitán.
 
 
 
 
Otras pequeñas obras románicas de esta zona pero de gran calidad y que vale la pena visitar son la pequeña iglesia de San Adrián de Sásabe y Santa María de Iguácel en el valle de la Garcipollera. Sin olvidar San Pedro de Siresa del que hemos hablado más arriba, situada en el vecino valle de Hecho.

Las sierras exteriores cierran la comarca de la Jacetania por el sur. Para una parte de este territorio se ha creado desde la comunidad autónoma la figura del Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel. La imponente Peña o Monte Oroel se alza frente a la ciudad de Jaca, es una ruta de senderismo fácil y desde su cima tenemos un impresionante mirador del valle y del Pirineo. En las sierras encontramos un vastísimo territorio de bosques y pequeños pueblos de arquitectura tradicional. Pero lo más destacado de este espacio son dos de las construcciones románicas más importantes de nuestra comunidad, junto con la catedral de Jaca: San Juan de la Peña y Santa Cruz de la Serós.
 
     
 
El conjunto de San Juan de la Peña ha sido recientemente restaurado, y podemos encontrar tanto los monumentos históricos como una hospedería en el Monasterio nuevo y dos centros de interpretación. La historia y las leyendas se mezclan en un espacio que es el origen del reino de Aragón. El Monasterio viejo, es la construcción más valiosa, está enclavado en un abrigo de la roca rodeado de frondosos bosques. Encontramos dos iglesias la más antigua prerománica sobre la que se construye la iglesia románica en el siglo XI, bajo el reinado de Sancho el Mayor de Navarra que introduce en el monasterio la regla de San Benito. En esta etapa de la alta edad media se convierte en un importante enclave cultural y social del reino de Aragón y se construye el impresionante claustro románico por el ‘Maestro de San Juan de la Peña’, con capiteles de un exquisito trabajo artístico. La visita se completa con la capilla gótica de San Victorián, las pinturas de San Cosme y San Damián y el panteón de nobles. Posteriormente al periodo medieval, en el siglo XVIII y de estilo neoclásico se construye el Panteón Real. Los monjes en el siglo XVII, una vez finalizado el periodo medieval y tras un incendio en el monasterio viejo, edifican un nuevo monasterio en la pradera superior al abrigo rocoso. Una vez reconstruido en la actualidad, alberga en una hospedería y dos centros de interpretación, del Monasterio y del Reino de Aragón.
 
     
 
Santa Cruz de la Serós es una población rural de gran belleza situada también en las sierras exteriores próxima a San Juan de la Peña. Lo habitual es completar la visita del románico en la Jacetania visitando los tres lugares: Jaca, San Juan de la Peña y Santa Cruz de la Serós. En esta población encontramos dos iglesias románicas: Primero la pequeña iglesia de San Caprasio del XI de un románico primitivo con arquillos ciegos de tradición lombarda y la iglesia de Santa María (S. XI-XII), en la que destacan su tímpano similar al de la catedral de Jaca, su torre campanario de tres cuerpos con ventanas ajimezadas, tal vez el más hermoso campanario románico de Aragón y un retablo gótico del siglo XV. La iglesia es el único edificio que queda del monasterio de monjas benedictinas, que acogió a mujeres de la aristocracia medieval entre las que destacaba Doña Sancha, hija de Ramiro I, primer rey de Aragón y mecenas del monasterio.
 
     
 
Invierno, en la comarca de la Jacetania encontramos varias propuestas para los esquiadores: Las estaciones de esquí alpino de Candanchú, la más antigua de España y la única hasta los años 60 del siglo XX y la de Astún. También las de esquí nórdico de Canfranc y Gabardito.